Archivo de la categoría: Medio ambiente

Lago de Amatitlán está condenado a morir

Los paseos en lancha, los platillos típicos, dulces artesanales y el emblemático teleférico podrían ser solo recuerdos fragmentados y nostálgicos, de no tomarse acciones drásticas para rescatar el Lago de Amatitlán.

Aferrado a vivir, ese valioso recurso afronta problemas graves de contaminación, consecuencia del rápido crecimiento habitacional de los municipios con los que comparte la cuenca.

Aunque Amatitlán es el que tiene la playa pública más popular del lago, son 14 los municipios que comparten la cuenca y siete tienen influencia directa en ella, pero no todos se hacen responsables de su cuidado.

Se muere

Según el director de la Autoridad para el Manejo Sustentable de la Cuenca y del Lago de Amatitlán (Amsa), Edvin Ramos, en poco menos de 25 años el lago podría convertirse en un pantano.

Agregó: “El lago tenía una profundidad de 33 metros, y ahora tiene unos 18 metros y cada año se pierde más o menos uno de profundidad”.

Ramos refiere que son millones de toneladas de sedimentos y basura que ingresan cada año en el lago, principalmente a través del río Villalobos.

Entre los principales contaminantes del manto está la producción industrial, residuos sólidos, líquidos y aguas residuales domésticas.

Las aguas residuales, según cálculos de Amsa, constituyen el 86 por ciento del líquido superficial que ingresa en el lago, mientras que las aguas industriales representan el 14 por ciento, lo que equivale a una elevada producción de algas y plantas acuáticas en el manto lacustre.

En cuanto a la basura que se deposita diariamente, se estima que son hasta 2.25 millones de libras de basura que recibe al año.

La vicepresidenta de la República, Roxana Baldetti, en declaraciones al conocer la memoria de labores de Amsa del 2012, precisó que se invirtieron Q14 millones en el saneamiento, pero son insuficientes.

Baldetti aseguró que para el 2013 se ha pedido a los ministerios de Energía y Minas y de Ambiente ser más drásticos en la autorización de licencias a las industrias, debido a que figuran como las mayores responsables en la contaminación.

Acciones

Ramos, al presentar el informe de labores de Amsa el año pasado, insistió en la necesidad de invertir en un estudio para determinar el daño y las medidas inmediatas para rescatarlo y en qué tiempo.

El director de Amsa también informó que se ha enrocado y protegido la cuenca el río Villalobos, se obtuvieron cinco plantas de tratamiento y se espera construir una megaplanta para el 2015.

Actualmente funcionan ocho aireadores que oxigenan el lago. El costo de la energía eléctrica que consumen, de acuerdo con la vicepresidenta, asciende a Q25 mil mensuales.

AGÓNICO PATRIMONIO
14.9 km cuadrados es la superficie total del Lago de Amatitlán.
18 metros se calcula que es la profundidad actual del manto lacustre.
14 municipios comparten la cuenca, y de estos siete en forma directa.
Q14 millones es el presupuesto actual de Amsa para el cuidado

Denuncian contaminación de agua por mina Marlin

El Centro de Acción Legal Ambiental y Social de Guatemala denunció hoy el surgimiento de enfermedades crónicas a causa de la contaminación de las fuentes de agua de dos comunidades de San Marcos por la mina Marlin.

Un total de 100 casos documentados de personas que padecen hidroarsenicismo y arsenicosis fueron presentados ante el Ministerio Público el 4 de abril de 2012, detalló el Centro de Acción Legal Ambiental y Social (Calas).

A decir de los representantes de la entidad, “las enfermedades ambientales de intoxicación lenta y de larga duración” son producto de la contaminación industrial con arsénico provocada por la mina Marlin en las fuentes de agua comunitarias de San Miguel Ixtahuacán y Sipacapa, San Marcos.

Calas señala que a tres años de que la Comisión Internacional de los Derechos Humanos (Cidh) otorgara medidas cautelares a 18 comunidades de Sipacapa y San Miguel Ixtahuachán debido a la autorización de la explotación minera de la empresa Montana Exploradora de Guatemala, se han identificado decenas de personas afectadas por estas enfermedades ocasionadas por la intoxicación con arsénico.

Añaden que la contaminación que el proyecto minero ha ocasionado en las únicas fuentes de agua a las que las comunidades tienen acceso afecta más a los niños y a los ancianos, y provoca afecciones en la economía de los pobladores debido a la pérdida de ganado por consumo del agua con arsénico.

Minería: Guatemala, un mal lugar

Guatemala es uno de los 10 países menos atractivos para la minería.

Guatemala nunca se ha caracterizado por estar en lo más alto de la tabla en asuntos relativos al clima de inversión, competitividad, facilidad para hacer negocios, etcétera. Guatemala siempre aparece de “la mitad de la tabla para abajo” en este tipo de mediciones. Esta expresión, en cierto sentido, es un eufemismo. Si estos ránquines se interpretaran igual que las tablas de posiciones en los campeonatos del fútbol, Guatemala se caracterizaría por vivir en la “zona de descenso”; abajo, muy abajo en la tabla, siempre rodeado de incómodos vecinos. Este es el caso de la Encuesta de Compañías Mineras del Fraser Institute, medición según la cual Guatemala es una de los diez lugares menos atractivos para la inversión minera en el mundo. Una nada halagadora posición que comparte con países como la República Democrática del Congo, Kirguistán y Zimbabue, entre otros.

En algunos de los componentes de esta encuesta la calificación del país empeora mucho más. Por ejemplo, en el componente relativo al aprovechamiento del potencial existente dadas las regulaciones existentes, Guatemala ocupa el lugar 94 de 96 países estudiados; lo mismo que en el indicador de corrupción en torno a la actividad minera. A lo que se suma un lugar 95, solamente por encima de Níger, en lo relativo a la falta de seguridad física en el sector, es decir, la amenaza de violencia física contra operaciones mineras. Nada se gana descalificando al mensajero y al mensaje. En este caso, el Instituto Fraser, prestigiosa institución académica canadiense, no tiene interés alguno en perjudicar o favorecer nada relacionado con Guatemala. Descalificar a las compañías mineras que llenaron la encuesta tampoco tiene sentido. En la misma participaron 742 empresas relacionadas con la minería a nivel mundial, la inmensa mayoría de ellas ajenas a los bandos en conflicto y pasiones locales. Aunque el tema minero no fuera de interés para nadie, lo preocupante de esta medición es que, si en estos asuntos se aplica aquello de “¿dime con quién andas y te diré quién eres”, y lo de “para muestra un botón”, tremendo problema el que se tiene promoviendo a Guatemala como destino para la inversión extranjera.

Cementos Progreso apoya reforestación en Asunción Chivoc, San Juan Sacatepéquez

Cementos Progreso, la Asociación Jocotales Chivoc con la mediación de la Secretaría de Asuntos Agrarios, llevaron a cabo una jornada de reforestación en la Comunidad Asunción Chivoc en San Juan Sacatepéquez promueven reforestación con valores para lograr un mejor medio ambiente.

Cementos Progreso, la Asociación Jocotales Chivoc con la mediación de la Secretaría de Asuntos Agrarios, llevaron a cabo una jornada de reforestación en la Comunidad Asunción Chivoc en San Juan Sacatepéquez, con la que se busca la recuperación de áreas a través de la siembra de alrededor de 15,000 árboles, que se suman a los más de 16 millones sembrados por los Proyectos de Cementos Progreso desde 1986.

Con la participación de miembros de la Asociación Jocotales, colaboradores de Cementos Progreso y familiares, se dio inicio a la siembra de los árboles en un área de 13.5 Hectáreas de terreno, ubicado en este mismo municipio, de los cuales se sembraron 7,500 árboles de ciprés y 7,500 árboles de pino, de la especie Maximinoii.

Cementos Progreso, se ha comprometido con la reforestación en la Comunidad Asunción Chivoc, contribuyendo al cuidado del medio ambiente, promoviendo la participación de todos los ciudadanos en favor de los bosques, comentó Rodrigo Beltranena, Gerente de Reforestación de Cementos Progreso.

La empresa tiene un gran compromiso con el cuidado y protección de las áreas forestales de nuestro país, la conservación y restauración de los recursos naturales, la reducción del impacto provocado por el cambio climático y el incremento del patrimonio y riqueza forestal, concluyó Beltranena.

Actualmente Cementos Progreso cuenta con el Vivero San Gabriel Buena Vista, ubicado en la finca con el mismo nombre, en San Juan Sacatepéquez, el cual tiene una capacidad de medio millón de plantas al año, destinadas para la reforestación y protección de la cuenca Río Pixcayá, la cual provee el agua para diversas áreas pobladas, incluyendo la ciudad de Guatemala.